fbpx

Mal olor en el escape

En muchas ocasiones he escuchado diferentes quejas de propietarios de vehículos que perciben olor “como de huevos podridos” provenientes de la parte de atrás del vehículo.

También he escuchado muchas especulaciones sobre las causas que generan este olor, muchas de las cuales confunden a los conductores. Muchos culpan al funcionamiento del motor, catalizadores en mal estado o fugas del sistema de escape. Pero en este artículo mencionaré las causas que generan este olor.

Comencemos por entender el efecto del azufre en la gasolina:

El azufre es un elemento natural del petróleo crudo. Los combustibles que se obtienen del petróleo, pueden variar su porcentaje de azufre dependiendo del tipo de crudo. Los combustibles pesados normalmente tienen un alto contenido de azufre.

Los combustibles livianos tienen un menor contenido de azufre porque éste puede reducirse o eliminarse durante el proceso de refinación.
Como resultado de la combustión de gasolinas con alto contenido de azufre, en combinación con la temperatura apropiada en la combustión y el trabajo del convertidor catalítico,el azufrese convierte en sulfuro de hidrógeno. Este gas es más pesado que el aire, es inflamable, incoloro, tóxico en altas concentraciones y  muy maloliente aún en bajas concentraciones. Es el olor de la materia orgánica en descomposición, como los huevos podridos.

El mal olor en el escape de los vehículos equipados con motores de gasolina lo ocasiona el exceso de azufre en la gasolina y no se puede eliminar a menos que se elimine la fuente de azufre. El reemplazo de convertidores catalíticos para esta condición no es una reparación apropiada y no corregirá la condición por sí­ solo.

Mientras que en Guatemala los niveles de azufre en los combustibles permanezcanaltos, continuaremos conviviendo eventualmente con olores a materia orgánica en descomposición en el tubo de escape, por lo que debe considerarse como normal y no necesariamente una falla mecánica.

Al reducir el contenido de azufre en los combustibles, se obtiene una reducción inmediata en los niveles de hidróxido de azufre (SH2), dióxido de azufre (SO2) y material particulado (PM) de sulfatos, sin necesidad de realizar modificación alguna al parque vehicular.

Se recomienda en Guatemala reducir el contenido de azufre en la gasolina y el diesel a un máximo de 500 ppm cuanto antes y luego, cuando sea posible, establecer niveles máximos de 10-15 ppm para el diesel y 30 ppm en la gasolina.

Publicaciones relacionadas

Más publicaciones

Boletín Noviembre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Conoce sobre

Boletín Octubre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Soluciones efectivas