fbpx

Aceites Hidráulicos

El fluido hidráulico es un componente complejo, que forma parte del sistema hidráulico.

Además de su función primaria que es la transferencia de energía, también tiene que realizar otras funciones,  utilizándose predominantemente un aceite lubricante.

La característica requerida para esto ya no puede ser cumplida por un aceite base mineral, como lo que solía ser en los primeros días de la oleo hidráulica.

Ahora la capacidad de rendimiento técnico se amplía o complementa por aditivos químicos.

Algunos se utilizan para cumplir con los requisitos adicionales cómo ser resistente al fuego, compatible con el medio ambiente o capaz de soportar altas cargas.

La función primaria de un fluido hidráulico es transferir energía a partir de un generador de presión, por medio de una conexión de volumen que se maneja de manera análoga o conexión por fricción en un concepto de transmisión mecánica.

El aceite hidráulico también actúa como un lubricante, reduciendo así la fricción y el desgaste de las piezas móviles, como los rodamientos del sistema, por ejemplo; además, los componentes deben ser protegidos contra la corrosión y otras reacciones químicas.

Tenga en consideración, que las pérdidas atribuibles a la fricción se descargan por el aceite hidráulico en forma de energía térmica, cumpliendo con la función de enfriar.

En una visión general de las funciones realizadas por el fluido en el sistema hidráulico, sus propiedades deben de mantenerse en un amplio rango de temperaturas, no verse afectadas por las impurezas, como  partículas externas o agua.

Después de todo, cualquier exigencia económica, ecológica o especial requieren de alargar el tiempo de vida útil, sin que sus propiedades sean alteradas.

Los aspectos de seguridad dan lugar a necesidades adicionales, en donde el fluido no debe ser inflamable o tener una tendencia a la evaporación reducida relacionada con la seguridad laboral.

El tema ecológico ha tomado importancia desde hace varios años, principalmente, en lo que se refiere a las aplicaciones de equipos móviles.

Cada vez hay más demanda de fluidos que prevengan contaminación o sean menos dañinos en términos toxicológicos.

TIPOS DE FLUIDOS HIDRÁULICOS

Los fluidos hidráulicos comprenden un aceite base, al cual se le agregan sustancias químicas o aditivos para generar un producto formulado para su uso con las propiedades requeridas.

La proporción de estos aditivos varía en un pequeño porcentaje en los aceites minerales que, en ocasiones, se ve ligeramente alterado de un 10% hasta un 50% en algunas aplicaciones especiales o aquellos que necesitan ser resistentes al fuego.

El aceite base que usualmente es utilizado es el Grupo II que, en sí mismo puede ser una mezcla de moléculas heterogéneas del mismo tipo y en algunas circunstancias con proceso de hidrocraqueado.

FLUIDOS EN GENERAL

Estos representan aproximadamente entre el 80% a 85% de los fluidos hidráulicos, en su mayoría los aceites minerales constituyen el grupo más significativo de este tipo de fluidos, en términos de cantidad y rentabilidad.

Son capaces de satisfacer un amplio espectro de requisitos y, por lo tanto, su aplicación es en términos “universales” en sistemas estacionarios y móviles. Dichos aceites son producidos por destilación y refinamiento de petróleo crudo y, generalmente, comprenden una mezcla que consiste en parafina normal, isoparafinas, nafténicos y compuestos aromáticos aislados.

Las propiedades esenciales del fluido, tales como viscosidad, flamabilidad, la estabilidad al envejecimiento, índice de viscosidad (IV) y las respuestas a bajas temperaturas se determinan mediante la variación de las etapas en el proceso de refinación y destilación. Las propiedades adicionales a los requerimientos especiales de algunos tipos de maquinaria o procesos industriales serán atribuidas por medio de aditivos.

Los tipos de aditivos se distinguen según la clasificación del fluido; esto significa que los fluidos hidráulicos que no contienen aditivos se utilizan hoy en día como una opción económica en los mercados locales y pertenecen al Grupo H.

El Grupo HL contiene fluidos hidráulicos con aditivos que agregan protección a la oxidación y la corrosión, mientras el Grupo HLP contiene aceites hidráulicos con aditivos químicos que reducen el desgaste y aumentan la capacidad de carga. Los fluidos hidráulicos que contengan aditivos para formulaciones adicionales que aumentan el índice de viscosidad (mejor comportamiento ante los cambios de temperatura) a un valor mayor de 140 forman el Grupo HLP.  En su totalidad, debe considerar que estos fueron sometidos al proceso de hidrocraqueo, siendo una clasificación especificada por DIN51524, que también establece los requisitos mínimos que deben cumplir, con respecto a las características de viscosidad y comportamiento ante la oxidación, así como, protección contra la corrosión y propiedades antidesgaste.

 Los aceites con aditivos detergentes y dispersantes son identificados dentro de la clasificación DIN HLP.D, estos fluidos se les da prioridad en aplicaciones marítimas, donde se utilizan para evitar ser contaminados con agua.

Ing. Leonel Gamboa
Consultoría y Capacitaciones en Mantenimiento
g.tribologia@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Más publicaciones

Boletín Noviembre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Conoce sobre

Boletín Octubre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Soluciones efectivas