fbpx

La vida, el cambio y los procesos del duelo (parte 2)

LA VIDA, EL CAMBIO Y LOS PROCESOS DE DUELO 2a. Parte

En la edición anterior, mencionábamos que debemos aceptar la vida con las normas que rigen nuestra existencia.Entonces debemos tener la habilidad para procesar duelos y transformarnos ante el dolor.

 Silvia 1

3. REGATEO:

La tercera fase, llamada comúnmente “Regateo”, es la parte del proceso de cambio en el que nos resistimos a éste e intentamos desesperadamente encontrar alguna forma de que las cosas no cambien tanto; por ejemplo, a través de aferrarnos a los objetos que nos recuerdan a las personas fallecidas o cuando se trata de vivos, tratando de negociar, de alguna manera, que no cambiemos nuestro status. Por ejemplo en un divorcio, ofreciendo el cielo y la tierra a cambio de que no nos abandonen.

Para salir de la fase:

Siendo íntegros y evitando negociar nuestros valores y necesidades. Aceptando que el tema ya sucedió y requiere flexibilidad y adaptación en lugar de resistencia.

4. DOLOR:

La cuarta fase se enfoca en el dolor,  es el duelo en sí mismo. Es la parte en que entramos en consciencia de lo que nos duele y afecta del tema. Nos atascamos a veces por no poder soportar el dolor y, como nos desagrada, a veces podemos entorpecer la sanación con distraernos y alejarnos de nuestros sentimientos, por tratar de acelerar el proceso o por tratar de evitar lidiar con él.

Para salir de la fase:

Comprendamos nuestra realidad en lugar de juzgarla. Abriéndonos a sentir y siendo conscientes de que, por doloroso que sea, el dolor es finito y tarde o temprano acabará.

Comprendiendo que llorar o sentir no nos hace débiles y dándonos permiso de estar con nosotros, apoyándonos sin entretenernos en el dolor victimizándonos, sino simplemente aceptándolo y soltándolo.

5. ACEPTACIÓN:

La última fase es la aceptación. Sientes lo que sientes, vives el cabio, encuentras otra forma de vivir con él y sigues tu camino.

Ésta es la fase final donde emprendes una nueva forma de vivir y sigues adelante, no resignado como si fueras víctima de algo, sino aceptando que todo es natural y que todo es para crecer; recordando que el cambio está basado en la abundancia del universo, por lo que nada se pierde realmente, sino se renueva y crece todo.

¿Cómo llegas aquí? Siendo valiente, responsable íntegro y fuerte. Entonces habrás ganado una paz perdurable entorno al tema que desató el proceso entero.

Para salir de la fase:

Algunos procesos son cortos y otros pueden durar hasta años, dependiendo de cuánto cooperes con el proceso. Si no resistes el proceso de cambio, podrás vivir en paz mucho más rápido.

Encontrarás que ninguna pérdida, por profunda que sea, tiene que dañarnos por siempre.

Suerte!

 

Silvia Larrave

Extracto del libro:

“Cómo vivir en paz con las 5 cosas inevitables de la vida“

info@silvialarrave.com

 

Publicaciones relacionadas

Principales virtudes del ser humano

Recalcamos la importancia que tienen las tres virtudes teologales en la vida del hombre. Son llamadas también virtudes infusas puesto que es Dios quien las

Manejo del estrés

La vida moderna causa que muchas personas vivan estresadas y, para la gran mayoría, esto significa enfermarse o desmoronarse; pero quienes han desarrollado fortaleza mental

Más publicaciones

Boletín Noviembre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Conoce sobre

Boletín Octubre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Soluciones efectivas