fbpx

Comunicación de calidad

Un equipo ganador se asegura de que la comunicación entre sus miembros se lleve a cabo efectivamente.
Todo ser vivo no está aislado de la comunicación, ya que desde que nace se encuentra con la necesidad de comunicar.

Antes de que realmente esté fluyendo la comunicación, uno debe adoptar una actitud de detective para reconocer los diferentes tipos de estímulos o señales que el emisor está enviando. Luego, analizar sobre el significado de todas estas pistas en conjunto, para así lograr la mejor interpretación posible.

El que todos nos comuniquemos no significa que lo hagamos efectivamente. Se podría decir que la totalidad de nuestras actividades se asientan sobre algún hecho de comunicación.

Por lo anterior, al hablar de comunicación, no la entendemos como un simple fenómeno de intercambio o relación, con el simple esquema de Emisor-Mensaje-Receptor, sino como una capacidad y una actitud básica en el ser humano, donde también impulsa el desarrollo del hombre.

Es el mejor instrumento, no sólo para convivir y el relacionarse con los otros, sino para desactivar un conflicto, aclarar los malos entendidos, frenar y corregir la disolución; si falta la comunicación, falta todo.

Contrario a lo que se piensa, la comunicación es altamente difícil de comprender, ya que es la forma de implicación más compleja que existe; y si explicarla es complejo, aún es más estudiarla.
Formas de Comunicación

Comunicación Verbal
Este tipo de comunicación se puede dar de dos formas: la oral, a través del lenguaje; y la escrita, que sería la representación gráfica del lenguaje. La forma primaria de la comunicación oral serían los gritos, chillidos, silbidos y todo lo que implique sonidos, pero la forma evolutiva de este tipo de comunicación sería el lenguaje articulado, dándole estructura a esos sonidos produciendo sílabas, palabras y oraciones.

Comunicación No Verbal
Actualmente, este tipo de mensaje está tomando una gran importancia en los estudios sobre la comunicación, ya que entre el 60 y 70 por ciento de la información captada es transmitida por medio de gestos, expresiones, apariencia, postura, ademanes, etcétera.

El objetivo de la comunicación son los actos expresivos, es decir, la interacción con el otro. Por lo tanto, es un proceso social y cultural que permite al individuo vivir en sociedad.

Si llevamos este concepto a la organización, entonces ésta es una red de conversaciones, ya que necesita imprescindiblemente de sus miembros internos y tener contacto con los externos, porque ellos son los responsables de mantener viva a la organización.

Las conversaciones son un amplio e importante dominio de aprendizaje y, para aprender más sobre ellas, debemos lograr distinguirlas mejor. Hasta ahora, en la educación que normalmente recibimos no nos enseñan distinciones que nos permitan observar mejor el fenómeno de las conversaciones. Hacerlo implica pararnos por un instante, dejar de correr para poder observar.

Para observar debemos tomar el fenómeno y cortarlo en tantos pedazos como nos parezca necesario. Con ello creamos distinciones y con ellas podemos ahora volver a mirar el fenómeno. Las distinciones traen consigo dimensiones del fenómeno antes no observadas y posibilidades de intervenir en él, que anteriormente no estaban a nuestro alcance.

Normalmente utilizamos, dos formas diferentes de cortar el fenómeno del conversar. La primera, es aquella que divide el fenómeno del conversar en dos partes distintas por su diferente relación con el espacio público. Las llamamos conversaciones públicas y conversaciones privadas.
La naturaleza conversacional de un equipo de trabajo
No existe en la empresa un área cuya naturaleza conversacional sea más clara que el nivel gerencial.

Si examinamos lo que los ejecutivos y gerentes hacen dentro y fuera de la empresa, nos daremos cuenta de que su trabajo consiste fundamental y, casi exclusivamente, en estar en conversaciones.

Lo que hacen los ejecutivos y gerentes es principalmente hablar, escuchar, comunicarse con otros, promover algunas conversaciones en la empresa y evitar otras.

De hecho, es justamente a través de un acto comunicativo; esto es por declaración que una empresa se crea. También nos involucramos en conversaciones cuando contratamos, promovemos o despedimos personal; cuando asignamos responsabilidades, cuando coordinamos diferentes actividades, celebramos contratos, fijamos las metas y dirección de la empresa; cuando hacemos ventas, construimos alianzas o publicitamos los productos de la empresa.
Ningún área en la empresa es más dependiente de las competencias comunicativas que el escalafón ejecutivo y gerencial.
El éxito o fracaso de un ejecutivo o de un gerente depende de su competencia conversacional. Llama la atención, sin embargo, cuan poca atención se presta a los fenómenos comunicativos en la comprensión tradicional de la administración de empresas.

Normalmente, los ejecutivos y gerentes no son entrenados para observar la empresa desde la perspectiva de sus conversaciones. Hemos dicho que una organización es más que un espacio generado por límites declarativos en los que la gente está unida por una red de promesas mutuas.

Una organización es, también, un espacio en el que se nutre una determinada cultura, en el que la gente comparte un pasado, una forma colectiva de hacer las cosas en el presente y un sentido común de dirección hacia el futuro.

Son conversaciones importantes para hacer de las organizaciones un espacio en el que los individuos encuentren sentido a su trabajo y a sus vidas y alcancen bienestar en ellos.
Conversaciones públicas y privadas
Decimos que una conversación es pública cuando la sostenemos con otra persona. En mi relación con esa persona, ésta es una conversación pública.

Una conversación privada es aquella que nos reservamos —una conversación que en verdad sostenemos, pero no compartimos.

En vigilia, estamos constantemente inmersos en conversaciones privadas. Sin embargo, no las hacemos todas públicas. Siempre estamos evaluando si el hacer tal o cual conversación pública con alguien es adecuado en el contexto de nuestras relaciones. Usualmente, nos reservamos muchas conversaciones.

Alejandro Larrave
alarrave@motoresymas.com

Publicaciones relacionadas

Principales virtudes del ser humano

Recalcamos la importancia que tienen las tres virtudes teologales en la vida del hombre. Son llamadas también virtudes infusas puesto que es Dios quien las

Manejo del estrés

La vida moderna causa que muchas personas vivan estresadas y, para la gran mayoría, esto significa enfermarse o desmoronarse; pero quienes han desarrollado fortaleza mental

Más publicaciones