fbpx

Responsabilidad

La palabra responsabilidad proviene del latín responsum, que es una forma latina del verbo responder. “respon” (responder) “sabilidad” (habilidad). Responsable es aquel que conscientemente es la causa directa o indirecta de un hecho y que, por lo tanto, es imputable por las consecuencias de ese hecho…

http://es.wikipedia.org/wiki/Responsabilidad

Es precisamente “la libertad de elegir”, nuestro bello regalo Divino, lo que nos predispone a ser responsables en este mundo por cualquiera que sean las consecuencias de nuestras decisiones. Lamentablemente es característico y natural en las personas, que no todas sus decisiones sean tomadas conscientemente, sino más bien “en piloto automático”, de acuerdo a aquellas ideas a las que se hayan acostumbrado a reaccionar en su pasado (especialmente su niñez). Por lo mismo grandes cantidades de decisiones no nos llevan a felices circunstancias, y cómo no nos dimos cuenta ni de cuándo las estábamos tomando, tendemos a desconocer que fuimos nosotros mismo quienes nos pusimos en esa situación, por lo cual resultamos sintiéndonos impotentes y con una sensación de victimas pese a que no lo seamos en lo absoluto.

Una persona responsable se sabe la creadora de su vida a través de sus decisiones, y por lo mismo jamás “culpa” a nada ni a nadie externo por lo que siente o le pasa. Busca las razones de su fracaso sólo para entender cómo no volver a caer en lo mismo, afronta las consecuencias con valentía, y ante la adversidad de los inesperados, responde lo más serenamente posible, buscando encontrar su poder sobre situación a través de concentrarse en aprender la lección que la circunstancia encierra. Sabe que no se puede culpa y sentir resentimiento y al mismo tiempo ser responsable, por lo que no pierde su tiempo en reacciones poco constructivas.

Para ser responsable se requiere de estar en consciencia de la vida y “sus tejidos de causa y efecto” y es sólo a través de ese conocimiento, que se descubre el poder para actuar en prevención o respuesta de la circunstancias.

Lamentablemente la vida tiene una gama tan enorme de circunstancias que interactúan entre sí, que difícilmente habremos llegado a la edad adulta en control de todos los aspectos de nuestra vida, por lo que una persona puede caer en irresponsabilidad pese a sus rectas intenciones, cuando por ignorancia no dispone de la capacidad o consciencia necesarias para prevenir y/o responder ante algunas circunstancias, por carecer del conocimiento de cómo controlarlas a su favor. Por lo mismo podrías caer en alguna desgracia y con ello causarse dolor a sí mismo y a otros, repetitivamente hasta que el aprendizaje se haya completado. Aún así tendrá que responder por sus decisiones conscientes o inconscientes con valentía.

Muchas personas llegan a sentir tan frecuentemente fuera de control de su vida, que al sentirse víctimas constantemente se les vuelve hábito pensar en ellos mismos cómo víctimas por los mismo, culparán habitualmente a otros, a la vida o las circunstancias de sus desavenencias evitando por todo medio abordar el tema considerando ser ellos mismos la causa de la desgracia cayendo en el defecto de la irresponsabilidad. Es un grave error, pues al tratar de evitar la responsabilidad, también evitamos el proceso a través del cual podemos ganar poder sobre la situación a futuro. Al evitar la responsabilidad también nos perdemos el poder y estamos además volviéndonos dependientes de la buena voluntad de otros, perdiendo respeto por nosotros mismos por considerarnos inferiores, dañando nuestras relaciones y perpetuando nuestra desafortunada situación.

También se puede caer en defecto, si somos responsables en exceso, a través del hábito de responsabilizarnos constantemente por otros, corrigiendo sólo los efectos de sus erradas decisiones sin inducirlos a tener el aprendizaje necesario, ayudarles a entender cómo pueden tomar su responsabilidad ellos mismo en algún punto de la situación en alguna medida de la misma. Tal vez en el fondo porque efectivamente nos dimos cuenta que la situación escapaba totalmente a su preparación y conocimiento, intervenimos a su favor por carió y buenas intenciones, pero hay que entender que todos podemos llegar a tener poder sobre nuestras circunstancias, si estudiamos los temas correctos y desarrollamos entendimiento sobre los temas involucrados, entonces entenderemos que para no caer en el defecto por exceso, la ayuda que prestamos deben ser delimitada y orientada al aprendizaje requerido por parte del autor inicial de las circunstancias. De lo contrario podríamos incluso fomentar que ellos se miren a sí mismos como víctimas y que con ello crean que la única manera de vivir es dependiendo de otros. O peor aún, si damos sin límites, puede que fomentemos su irresponsabilidad voluntaria por permitirles tanta comodidad, que ellos ya no necesiten intentar nada por sí mismos.

Es un hecho que cada una de nuestras acciones y decisiones tiene consecuencias y por supuesto tendremos que responder por ellas, lo sepamos o no, estemos preparados o no, duela o no. Lamentablemente para poder “responder” con “habilidad” ante muchas situaciones, más que buena voluntad se requiere “el poder” que se gana sólo a medida que nuestro entendimiento sobre cómo “causamos lo que causamos” se expande. Al menos el dolor de enfrentar consecuencias desafortunadas suele tener la ventaja de exponer a nuestra vista los temas a considerar y nos pone en dirección de averiguar cómo fue que llegamos allí y cómo podríamos evitar volver a llegar allí, y eso en sí mismo ya es algo my positivo.

Publicaciones relacionadas

Principales virtudes del ser humano

Recalcamos la importancia que tienen las tres virtudes teologales en la vida del hombre. Son llamadas también virtudes infusas puesto que es Dios quien las

Manejo del estrés

La vida moderna causa que muchas personas vivan estresadas y, para la gran mayoría, esto significa enfermarse o desmoronarse; pero quienes han desarrollado fortaleza mental

Más publicaciones

Boletín Noviembre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Conoce sobre

Boletín Octubre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Soluciones efectivas