fbpx

LLAVE #1 Conocimiento de las Leyes Naturales que Rigen la Vida 4a. Parte

LLAVE #1 Conocimiento de las Leyes Naturales que Rigen la Vida 4a parte

El ser un aprendiz de vividor en este mundo tiene varias implicaciones, pero hay 5 cosas particularmente relevantes que tomar en cuenta:

5 COSAS INEVITABLES DE LA VIDA…

  1. El dolor es parte de vivir.
  2. Todo cambia constantemente y, por lo mismo, nada permanece igual para siempre.
  3. Las cosas no siempre salen según lo planeado.
  4. La vida no siempre parece justa.
  5. La gente no siempre es amorosa o leal.

Todas estas son situaciones comunes y corrientes en el diario vivir. Y si nunca te has enterado de ellas, más que al experimentarlas ¿qué clase de impresión podría quedarnos sobre la vida y la gente? ¿cómo quedaría nuestro sentido de “seguridad”?

No es de extrañarse entonces que muchos de nosotros hayamos terminado con miedos y realidades mal entendidas entre nuestras maneras de pensar, a lo que corresponde una actitud de impotencia o incluso de prepotencia ante los demás. Pero ¿qué hay detrás de esas 5 cosas inevitables?

1. EL DOLOR ES PARTE DE VIVIR

Al ser un aprendiz de la vida estamos constantemente expuestos a procesos de aprendizaje y situaciones derivadas de nuestros errores que nos causarán constantemente un duelo tras otro.

Algunas cosas sólo necesitan que nos encarguemos de ellas y otras sólo necesitan ser aceptadas.

El dolor siempre resulta de la falta de discernimiento sobre lo que una situación es o no es, o de la resistencia a soltar y aceptar el cambio.

Es consecuencia de no saber enfocarse constructivamente en cada situación; todo tiene ciclos, polaridades y su explicación es relativa, por lo que ninguna vivencia es en sí misma dolorosa, sino la forma en que la definimos determina su efecto en nosotros.

Debido a que nuestra consciencia se va desarrollando poco a poco, los dolorosos duelos son inevitables; por ello la habilidad para procesar duelos será crítica para nuestra vida.

2. TODO CAMBIA CONSTANTEMENTE Y, POR LO MISMO, NADA PERMANECE IGUAL PARA SIEMPRE…

Será necesario aprender a vivir con algún nivel de tolerancia y destreza para procesar las pérdidas, que tan naturalmente iremos sufriendo en el camino de evolución, pues la vida tiene constantemente ciclos de aprendizaje y crecimiento para todos, el cambio es pues, nuestro aliado evolutivo y no una cosa indeseable, el dolor es consecuencia de definirlo erróneamente.

3. LAS COSAS NO SIEMPRE SALEN SEGÚN LO PLANEADO

Debemos ver la vida como un lugar donde hay que “aprender a causar”; lo que deseamos puede aliviar esta molestia y prepararnos para resistir los fracasos temporales que tendremos que aprender a tolerar y nos disponemos a ser flexibles en nuestro enfoque para alcanzar metas.

4. LA VIDA NO SIEMPRE ES JUSTA

A simple vista no parece que la vida sea justa, se necesita conocer las profundas consecuencias de nuestros actos y omisiones, tanto a nivel físico, como mental, para saber discernir que no somos víctimas de la vida y que, en todo caso, las cosas que no parece que merezcamos de acuerdo a nuestras acciones físicas, si las hemos atraído hacia nosotros según las cosas que nos permitimos pensar y sentir constantemente en consecuencia a la ley de vibración y atracción.

5. LA GENTE NO SIEMPRE ES AMOROSA O LEAL

Las personas tienen dificultad para mantener su sintonía continua de pensamientos basados en el amor, la unión energética y el bien común, porque para pensar así, se requiere de mantenerse consciente todo el tiempo de que no somos sólo seres materiales y hay que ver más allá de las apariencias, recordando las leyes que nos rigen.

Cuándo nos enfocamos únicamente en lo que parece la realidad material, podemos sentirnos víctimas impotentes y experimentar mucho miedo al vivir, lo cual, a su vez, ocasionará en un intento por preservar nuestro sentido de seguridad o alcanzar lo que deseamos; nos volvamos, a veces, abusivos, egoístas y posiblemente desleales y destructivos y esto es algo que a todos puede pasarnos con facilidad.

Es interesante notar que si atraemos una de estas experiencias a nuestra vida, sí podemos ser conscientes que, de alguna manera, en el fondo nos lo hemos olvidado nosotros mismos por lo que nos sentimos víctimas de esas personas. Recordemos que tuvimos que ser nosotros mismos quienes las atrajéramos para crecer a partir de ello.

Con esta perspectiva, los sucesos diarios pueden ser procesados con la actitud adecuada para convertirlos en una experiencia positiva y enriquecedora todo el tiempo, a través de tomar las acciones necesarias para expandir nuestro entendimiento y luego, ajustar nuestras acciones, lo que dará como resultado una vida con felicidad, prácticamente, continua.

Lo importante es darnos cuenta que cada ley natural que conocemos está en su sitio y es predecible; entonces, conocerlas es parte de la seguridad que necesitamos para vivir en paz y confiados de tener el poder para ser felices por decisión, en lugar de por casualidad y revela el camino que hay que recorrer para hacer realidad la clase de vida a la que aspiramos tener acceso.

También nos trae a consciencia que el ser positivos y constructivos no tiene nada que ver con ser “buenos” o “malos”, sino con preservar en nuestro propio bienestar y el bien común porque nos sabemos en unión a todos y todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción Boletín Mensual