fbpx

Pasos para alcanzar el éxito (parte 2)

Para alcanzar nuestras metas en la vida el método más efectivo es preguntar a los que ya alcanzaron el éxito ¿qué camino tomaron?, ¿qué pasos dieron para llegar a obtener lo que deseaban?… por lo tanto, si sabemos qué queremos, si sabemos quiénes han alcanzado lo que nosotros deseamos, les pedimos su receta. Esa receta está compuesta por varios ingredientes que debemos tener TODOS en las cantidades correctas y también conocer, detenidamente, la secuencia o combinación correcta de dichos ingredientes; la pasión y la intensidad que debemos aplicar en el cocimiento de dichos ingredientes. Este tema lo abordaremos en este artículo.

Cuando ya tienes la receta de éxito debes aplicar “La Inmersión Total”, conocer todos los detalles posibles de lo que necesitas aprender o destrezas que necesitas desarrollar. Si empiezas y le dedicas uno o dos días a la semana, es posible que te lleve meses adquirir esos conocimientos súper necesarios para lograr tus metas. Éntrale con todas las ganas, todo el tiempo que te sea posible a eso le llamaremos “Inmersión Total”.

Repetición Espaciada, ya que conoces el “Todo” o buena parte del nuevo tema que era necesario aprender, toca crear un programa de repetición, que no es más que volver a revisar o repasar todo el material, pero con cierta tiempo entre tema y tema o bloques de estudio. ¿Por qué? Debes darle tiempo a tu cerebro a asimilar toda la información. En la segunda revisión notarás que hay algunos aspectos que no te habían quedado claros o que ahora le encuentras más sentido. Inmersión Total, más la repetición espaciada es una técnica muy efectiva; ahora te explico por qué.

Existen varias Psicologías de aprendizaje, entre las más conocidas están las siguientes tres: “La del Nómada”, “El Estresado Persistente” y la del “Maestro”.

Etapa 2

Psicologías del Aprendizaje:

Empecemos por la del Nómada:En alguna oportunidad te dijiste: “quiero aprender un deporte”, “a tocar un instrumento musical”, “un idioma”, “un oficio o alguna profesión. Empezamos con todas la ganas, vemos un pequeño progreso, pero luego… ¡un estancamiento!, no vemos avance, nos desesperamos, no tenemos paciencia y abandonamos “la meta”. Intentas con otro deporte, otro instrumento, en fin, un intento más y vuelve a pasar lo mismo… un pequeño progreso, estancamiento, falta de paciencia y abandonas. ¡No llegas a ser experto en nada, nunca!

La Psicología del Aprendizaje del Estresado Persistente: Es mejor que la del nómada; una persona empieza una actividad y se da cuenta, después de un tiempo, que no hay progreso, que llegó a un tope y no avanza, sigue insistiendo, se esfuerza muchísimo, mejora sus resultados, sube un poco de nivel. El error está en que su esfuerzo es bien intenso; no le da tiempo a su cerebro asimilar la información, por eso se tiene que esforzar el doble, comparado con su progreso y con todo el tiempo que ha invertido.

La Psicología del Aprendizaje del Maestro: Inicia igual… estresado con todo tiempo, esfuerzo e intensidad (inmersión total), pero cuando encuentra el tope, en lugar de insistir, deja un tiempo de por medio, el insistir le exigirá más tiempo y esfuerzo y su avance o crecimiento será mínimo. Necesita dejar un tiempo para que su cerebro asimile la nueva información y utilizar la repetición espaciada. Con este método, seguirá subiendo sin tanto esfuerzo, el tiempo que dejó de por medio ayuda a sus sistema nervioso a adaptarse a lo nuevo. Gracias a este sistema, no pierde la motivación, porque ve los grandes avances, sin tanta inversión de tiempo y esfuerzo; así es como aprende el Maestro.

+Miremos gráficamente lo anterior

El Nómada inicia y cuando llega a un tope, intenta un par de veces más y, al no ver resultado, abandona.

El Estresado Persistente, sus saltos son pequeños, el tiempo que invierte es mayor, al igual que su esfuerzo.

El Maestro aplica inmersión total, todo su esfuerzo y concentración; en poco tiempo, encuentra un tope, deja un breve espacio y aplica la repetición espaciada para ir subiendo en su nivel de profesionalismo; mucho más que el tiempo y esfuerzo que invierte.

Etapa 3

El Enfoque

Por lo que vimos anteriormente, la Psicología de Aprendizaje del Maestro es el que utilizaremos y el siguiente paso es tener enfoque.

Esto es muy importante y conociste en poder decir claramente ¿qué? y ¿por qué?

Ejemplos: Quiero un mejor ingreso ¿cuánto más?, quiero un mejor empleo ¿qué es lo que quiero hacer?, ¿quiero tener una mejor relación con mi pareja?, ¿cómo quiero que sea exactamente esa nueva relación? ¿quiero llevarme mejor con mis hijos? Específicamente… ¿cómo quieres que sea?

Para cada una de estas metas debes definir ¿por qué lo quieres de tal o cual manera? En la búsqueda de esa meta encontrarás obstáculos y complicaciones, lo único que te tendrá en pie y con la motivación suficiente es el “porqué”; tomarte tu tiempo para tener bien claro tu porqué, de lo contrario terminaras abandonado la meta al primer obstáculo.

Después del primero paso (enfoque), el segundo paso es buscar información de calidad; esto significa buscar el mejor mapa, las mejoras estrategias o el mejor coaching (entrenador o guía). Si quieres ir a un lugar donde nunca has ido, es mejor preguntar a quien ya llegó y pedirle el mapa. Si logras conseguir un entrenador que te diga si lo estás haciendo bien o no, es mucho mejor.

El tercer paso es tomar acción; de nada te servirá toda la teoría, si no tomas acción de inmediato y con todas tus fuerzas… leer, leer, aprender y aprender; es imprescindible que te muevas, que tomes acción.

Todos los días busca tres ideas simples que te acerquen a tus objetivos. No desmayes, llega a la acción o te estancarás. Pregúntate ¿qué quiero lograr el día de hoy?, ¿qué objetivos tengo hoy?

Resumen:

¡Enfócate! Debes tener bien claro qué y por qué deseas algo. Consigue la información de calidad, no te la inventes; no utilices el método de prueba y error; tomando la información correcta llegas más rápido; el camino es más corto y seguro. Toma acción, muévete, arranca, avanza, toma estos tres pasos y empezarás a ver cambios en tu vida.

Todo parece obvio, entonces: ¿por qué no lo hemos aplicado? o aún peor ¿por qué no lo vas a aplicar? En muchos casos, no valoramos “la información, ni la formación”. Lo que sucede es que no estamos acostumbrados a pensar o creer que un curso de formación de esta índole puede cambiar muchísimo nuestra forma de pensar y en consecuencia nuestro futuro.

Recuerda que somos lo que pensamos, hoy somos el resultado de nuestros pensamientos del pasado y los pensamientos del presente determinarán en dónde esteremos en el futuro. ¡¡Muchos Éxitos!!

 

 

 

Lic. Oswaldo Morales

semi2004om@hotmail.com

Cursos de motivación, ventas, servicio al cliente y otros por correspondencia

Mejoracontinua@hotmail.com

 

Publicaciones relacionadas

Más publicaciones