fbpx

Consideraciones en el cambio del turbocompresor

¿HA PERDIDO LA CUBIERTA?

A menudo, los conductos de alimentación y retorno de aceite pasan muy cerca del turbo. Por tanto, el fabricante del vehículo protege estas líneas de aceite con cubiertas de protección. Cuando se sustituye un turbo, también deben comprobarse estas cubiertas.

COMPRESOR NUEVO, ACEITE NUEVO

Un turbocompresor nuevo también debe protegerse con aceite y filtro nuevo. De esta forma, se asegura que todos los cuerpos extraños que pudieran existir en el circuito de aceite usado habrán desaparecido y no se pueda dañar el compresor. (Al fin y al cabo, el compresor viejo está averiado, lo cual también puede deberse a la entrada de un cuerpo extraño o partícula.)

CONSEJO: la expresión “cuanto más, mejor” no funciona para el nivel de aceite. Cuando el nivel de aceite en el motor es demasiado alto, se producen perturbaciones en las relaciones de presión del motor.

En consecuencia, el aceite entra en la turbina, en el compresor del turbo y se acumula en el refrigerador de aire de sobrealimentación. Si el motor vuelve a aspirar y a quemar este aceite se averiará gravemente.

CAMBIO DE ACEITE Y AGUA

Una vez…

  • se ha montado el compresor
  • se han conectado los conductos de aceite y agua; y
  • se han unido los conductos de aire y gas de escape al compresor puede realizarse el cambio de aceite y purgarse el sistema de enfriamiento.

Para poner en marcha el motor debe impedirse la ignición; por ejemplo, retirando el fusible o el relé de la bomba de combustible.

Seguidamente, accionar el motor de arranque hasta que se haya generado la presión de aceite.

Luego, cuando ponga en marcha el motor por primera vez, deje el motor al ralentí sin pisar el gas durante unos 2 minutos para garantizar el abastecimiento de aceite.+

¿TORNILLOS SUELTOS?

Por último, se debe comprobar que todos los tornillos y uniones estén bien apretados y no haya fugas. Compruebe tras unas 20 horas de funcionamiento o 1,000 km que no se haya aflojado ningún tornillo.

CORREDOR DE FONDO

Cualquier motor funciona mejor en recorridos largos. Los trayectos cortos no benefician, para nada, a los motores sobrealimentados. Tras el arranque en frío, se acumula combustible no quemado y agua de condensación en el aceite de motor. Esto empeora las propiedades tribológicas del aceite y reduce, al mismo tiempo, la capacidad de carga de la película lubricante. No es hasta que el aceite alcanza temperaturas superiores a 80ºC que estos acompañantes indeseados comienzan a desintegrarse. Si el aceite no logra alcanzar esta temperatura, tal y como sucede a menudo en los trayectos cortos, se genera un riesgo para el turbo, pues los cojinetes de deslizamiento del cigüeñal, del árbol de levas, así como del eje del rotor en el turbo, se desgastan.

Atención al cliente:

Para finalizar, algunos consejos de nuestros expertos para que se los transmita a sus clientes, propietarios de un vehículo con turbo, pues los clientes satisfechos siempre vuelven.

Prevención al ralentí: antes de partir, deje el motor en funcionamiento durante 30 segundos al ralentí, esto asegura el suministro de aceite al turbo y, tras un viaje rápido por la autopista, deje el motor al ralentí durante 30 segudos para enfriar el turbo.

Compensación de tramos cortos: los vehículos que se usan, principalmente, para realizar tramos cortos deberían recorrer un tramo largo una vez por semana para que el aceite del motor pueda regenerarse.

Optimización mediante la calefacción: para que, en invierno, el motor alcance la temperatura de servicio, se recomienda conectar la calefacción pasados unos tres minutos después de la puesta en marcha (entonces también calentará mejor).

 

elexperto@motoresymas.com

Publicaciones relacionadas

Más publicaciones

Boletín Noviembre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Conoce sobre

Boletín Octubre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Soluciones efectivas