fbpx

Las emociones y el trabajo…

El trabajo puede ser fuente de amor y alegría o un lugar de tortura para el alma. Ciertamente no importa si le pagan mucho o poco, lo importante no es cuanto le paguen…

sino cómo se siente usted al respecto y cómo se siente usted mientras trabaja. De esto dependerá si usted será feliz o no.

Y al final de cuentas todo lo que intentamos en esta vida lo hacemos con la finalidad de ser felices.

Llámeme egoísta, pero usted no puede hacer feliz a nadie más que a usted mismo. Si no aprende a darse cuenta de cuándo sus emociones le avisan que algo está fuera de su amistoso control o reflejan su disgusto contra usted mismo, entonces no encontrará nunca la felicidad, pues para ello se requiere que primero aprenda usted a relacionarse con usted mismo y luego con su entorno.

Las emociones tienen su dosis de importancia pues con ellas somos guiados hacia la felicidad, gracias a identificar lo que nos agrada de lo que no.

No se confunda, no hablo de autocomplacencia pura, sino de su necesidad de entablar su propia relación con su mundo emocional para entender su vida a la luz de ellas.

Muchas de sus emociones del presente son nada más que el eterno flujo de la inocente vida que usted entró a vivir a partir de su niñez. Muchas experiencias de miedo, duda o dolor que usted experimentó de niño, siguen reflejándose en sus decisiones actuales, porque la sensación que quedó de ellas sigue allí sin procesarse, ya que cuando usted era niño no disponía de mucha lógica para darles un lugar apropiado a las vivencias.

También en su vida de adulto, a veces la vida se pone dura y para sobrevivir, tenemos muchas veces que tragarnos lo que sentimos, para poder seguir adelante, de alguna forma, mientras las cosas se asientan. Así aprendimos mil formas de sofocarlas. Pero evadirlas es perpetuarlas. Con evitarlas usted no las saca de su mente, sino las complica y se complica su vida, pues así es como nacen todos los comportamientos autodestructivos que practicamos a veces, tales como: comer en exceso, consumir café en exceso, alcohol, drogas, cigarrillo, relaciones insalubres y todo lo que no es en nuestro más alto beneficio, pero por alguna extraña razón no podemos parar de hacer.

De esa forma en el trajín de la vida olvidamos que dejamos de lado cosas que sentíamos y acabamos dejándolas en el inconsciente, sin ver que conscientes de ellas, o no, nos están tirando de los hilos del corazón aún, y con ello, influencian nuestras decisiones o nos mantienen en la indecisión sin que siquiera nos demos cuenta. Y peor aún, también lo llevan a dejar su salud de lado y todo lo que usted aprecia sufre.

Parece imposible pensar en presencia de una emoción fuerte que está reportando una molestia interior con algo exterior, pero conviene retardar la acción o decisión hasta que sepamos claramente a qué se debe esta emoción, pues con frecuencia lo que sentimos no es razonable, sino más bien un reflejo de traumas anteriores.

Por mucho que nos empeñemos en sacarlas de foco, las emociones continúan en nuestro sistema y determinan la forma en que actuamos de muchas maneras, por eso una mejor manera de enfrentarlas es analizándolas en lugar de evitándolas.

Antes de poder analizarlas, necesitamos aprender a notarlas, qué es en lo que menos práctica tenemos. A veces porque de tanto ignorarlas perdimos el contacto con ellas, a veces porque al sentirlas nos perdemos reaccionar dentro de ellas y en otras porque de sentirlas, entra en nuestro sistema una sensación abrumadora y por lo mismo huimos para evitarnos ese dolor.

A veces para que las cosas mejoren primero tiene que empeorar. Ese es frecuentemente el caso de nuestro dolor atascado, hay que liberarlo, sentirlo y expresarlo antes de que pueda abandonarnos, y eso requiere de mucha valentía.

Por otra parte las experiencias en nuestra vida han hecho que tengamos además, sentimientos que construimos hacia nosotros mismos, hacia la fe y la esperanza con la que vivimos y esto es la médula de todo nuestro andar por el mundo, de allí que algunos somos optimistas o pesimistas naturales.

Si por alguna razón esos sentimientos son algo que no deja que prosperemos en el trabajo, en las relaciones dentro del trabajo o en la familia, ya sea por su intensidad o por su connotación; propongo observar los siguientes días en su mente los pensamientos que cruzan en cada ocasión donde lo que esté sintiendo sea menos que agradable.

Ha de saber usted que no está usted sintiendo nada sólo porque alguien le dijo algo o le hizo algo, sino porque al vivir esa situación, usted tiene en mente los pensamientos que se derivan de todas sus experiencias pasadas al respecto. Así que no crea que le puede echar la culpa a alguien de lo que usted siente. Usted y sólo usted tiene la llave para sentir, y mientras más dueño sea usted de su mente, menos sentimientos involuntarios tendrá.

El objetivo no es tener emociones agradables todo el tiempo, sino aceptarlas, las que sea que tengamos, sin juzgarlas, sin dañar a otros con ellas, y más bien aprender a expresarlas en privado con un lápiz y papel en mano, permitiéndolas e intentando entenderlas de manera que nos guíen a la felicidad a través de descubrir de dónde vienen y qué es lo que necesitamos para encontrar la paz de nuevo.

Usted puede ayudarse mucho a partir de escribir lo que siente. Déjese escribir sin temor lo que piensa y siente, incluso si es algo horrible. Para cuando termine, usted no sólo se habrá ayudado a sí mismo a expresarse y desahogarse, sino también comprenderá perfectamente el origen verdadero de su molestia y lo errado que puede ser su malestar tras haber podido observar y someter a re-evaluación lo que estaba pensando.

Publicaciones relacionadas

Principales virtudes del ser humano

Recalcamos la importancia que tienen las tres virtudes teologales en la vida del hombre. Son llamadas también virtudes infusas puesto que es Dios quien las

Manejo del estrés

La vida moderna causa que muchas personas vivan estresadas y, para la gran mayoría, esto significa enfermarse o desmoronarse; pero quienes han desarrollado fortaleza mental

Más publicaciones

Boletín Noviembre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Conoce sobre

Boletín Octubre 2,021

Capacítate en cursos especializados en el sector automotriz ¡Encuentra aquí el curso de tu interés y actualízate!Más Información Soluciones efectivas