fbpx

Extracción de Fluidos del Vehículo

El líquido de frenos tiene las características de ser resistente al calor con un punto de ebullición elevado, por lo cual se presenta humedad en cierto porcentaje, pierde sus cualidades y puede generar gas dentro del sistema, de tal modo que si esto sucede provocará que el pedal del freno se vaya más profundo de lo normal, dando la sensación de que el vehículo no se detiene.

Si se presenta humedad, se puede generar corrosión dentro del sistema y esto puede producir picaduras en las bombas provocando fugas de presión y de líquido.

Existen varias especificaciones de líquido de frenos tales como, DOT3, DOT4, etc., el significado de DOT es Department of Transprtation (Departamento de Transporte). Al realizar el cambio o se nivele el líquido, es importante utilizar el líquido recomendado por el fabricante, se puede consultar en el manual o en la tapa del depósito.

Procedimientos de Drenado 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antes de realizar el procedimiento para vaciar el líquido de frenos, desconecte los conectores del actuador y la unidad eléctrica (unidad de control) del ABS o el cable negativo de la batería.

Con una jeringa en desuso se procede a retirar el líquido viejo del depósito, llenando con líquido nuevo. Luego se abren las cuatro válvulas de purga, uno por cada rueda.

No permita que la bomba se vacíe, de lo contrario ingresará aire al sistema y se tendrá que purgar todo el circuito nuevamente.

  • Nunca reutilice el líquido que se ha drenando.
  • Utilice exclusivamente el líquido recomendado por el fabricante.
  • No salpique con líquido de frenos las áreas pintadas del vehículo; si esto sucediera, limpie inmediatamente con un trapo y enjuague con agua.
  • Colocar una manguera de vinilo a la válvula de purga.
  • Que una persona lo asista para presionar el pedal del freno, mientras usted afloja la válvula de purga.
  • Limpie dentro del depósito y proceda a rellenar con líquido nuevo.
  • Afloje la válvula de purga, presionar el pedal del freno lentamente a carrera total y luego liberarlo.
  • Repita este procedimiento cada 2 o 3 segundos hasta que salga líquido nuevo, luego cierre la válvula de purga mientras se oprime el pedal del freno.

Este procedimiento se tiene que repetir en cada una de las llantas.

Siempre es importante seguir las indicaciones del fabricante para cualquier procedimiento que se realizara en el vehículo.

El fluido o líquido de dirección hidráulica contaminado es la causa número uno para una falla prematura. Antes de la instalación de la unidad de dirección hidráulica reparada o nueva, el líquido antiguo debe estar completamente drenado de todo el sistema.

O-rings y sellos de Teflón de las fijaciones de las mangueras deben ser remplazados para asegurar que el producto quede libre de pérdidas. Deben ser utilizados sellos correctos para cada tipo de conexión.

Tomar precauciones correspondientes con el apriete de las conexiones roscadas, sobre-apriete o torque en exceso, pueden causar deformaciones en la rosca de la carcasa; nunca sobrepasar el apriete de este tipo de conexiones de 20ft.lbs.

La dirección hidráulica brinda una ventaja en lo referente a realizar maniobras rápidas, debido a que la presión hidráulica de estos sistemas hace que controlar el vehículo sea una tarea sin esfuerzo.

Se puede cambiar el líquido del circuito bien porque se ha perdido debido a una fuga o voluntariamente para un mejor mantenimiento del vehículo; aunque, en este caso, el fabricante muchas veces no recomienda un cambio periódico del líquido.

Vaciado

  • Poner el vehículo en una superficie plana y con el freno de mano aplicado.
  • Desconectar el tubo de baja presión (tubería de retorno la cual va de la cremallera al depósito), no olvide recolectar el líquido usado en un recipiente para su reciclaje, ya que éste es muy contaminante.
  • Arrancar el motor y dejarlo en ralentí (mantenerlo funcionando durante muy pocos segundos).
  • Maniobrar lentamente el volante de dirección de tope a tope, hasta que salga todo el líquido, luego detener el motor.
  • Llenar el depósito con el líquido recomendado por el fabricante, arrancar el motor y dejarlo en ralentí.
  • Cuando comience a salir líquido por la tubería de retorno, parar el motor.
  • Realizar varias veces la operación de llenado del depósito, arranque y detenga el motor hasta que el líquido salga sin burbujas por el tubo (tubería de retorno).
  • Conectar la tubería de retorno otra vez al depósito.
  • Verificar el nivel correcto del líquido en el depósito. Si es necesario, rellenar.
  • Arrancar el motor y dejarlo girar en ralentí.
  • Maniobrar el volante de dirección de tope a tope manteniéndolo de 2 a 3 segundos en cada extremo.
  • Verifique que el líquido no saca espuma, no se emulsiona y que el nivel no sobrepasa el máximo en el depósito.
  • Medir el nivel de líquido en el depósito volviendo a detener el motor. El nivel no debe subir más de 5 mm con relación al nivel con el motor en marcha.
  • Algunos fabricantes no recomiendan arrancar el vehículo para el vaciado del líquido hidráulico, por lo que se recomienda el siguiente método, más seguro para no dañar la bomba hidráulica.
  • Desconectar las tuberías hidráulicas de la válvula distribuidora (ubicada en la caja de la dirección). Evitar, en la medida de lo posible, el derrame del líquido.
  • Mover lentamente la dirección (con motor detenido) de tope a tope y esperar que acabe de salir el líquido.
  • Desprender el tubo de aspiración de la bomba de asistencia de la dirección hasta que salga todo el líquido y después empalmarlo de nuevo.
  • Empalmar las tuberías a la válvula distribuidora.
  • Llenar el depósito con el líquido de asistencia preconizado por el fabricante.
  • Con el motor en ralentí, mover la dirección de tope a tope lentamente y varias veces.
  • Completar el nivel en el depósito.

Nota: La bomba de la servodirección nunca debe funcionar sin líquido en el circuito, por lo que si se pierde y no se puede reponer en el momento se debe quitar la faja de mando, si se puede claro está, ya que esta faja puede mover más elementos vitales para el funcionamiento del vehículo.

  • La continua pérdida de líquido durante el proceso de sangrado suele ser un indicador de una fuga. Si se realiza el proceso de purga tres o cuatro veces, y aún está perdiendo líquido en el depósito, detenga el procedimiento de purga, levante el vehículo e inspeccione si hay una fuga presente.

Precauciones

Drenar el sistema solamente con el fluido para dirección hidráulica correspondiente. Prohibido el uso de solventes para el drenaje del sistema, puede causar daños en los retenes y o-rings.

El procedimiento 

Se inserta un extremo de la manguera por el orificio de llenado del tanque de combustible, se debe llevar la punta de la manguera por debajo del nivel de la gasolina para que funcione la succión, se prueba la profundidad de la manguera soplando del extremo opuesto con algo de fuerza. Si se escuchan burbujas, se sabrá que es lo suficientemente profundo.

Deje que la manguera sobresalga del tanque y quede apoyada en el suelo; luego sostenga el otro extremo de la manguera con la mano sobre el nivel del tanque de combustible. El recipiente o contenedor de combustible debe estar abierto y listo para recibir el combustible en el suelo.

Debe estar colocado más abajo que el nivel de la gasolina. Comience a succionar en el extremo abierto de la manguera y observe cómo ingresa el combustible en la manguera como si fuera una pajilla.

Asegúrese de mantener el extremo de la manguera sobre el nivel del combustible y continúa succionando hasta que la gasolina esté a 30 cm de distancia de la boca. Con la manguera sostenida hacia arriba a una altura suficiente, el combustible debería mantenerse en la manguera.

Baje la manguera hacia el recipiente y vera como fluye el combustible en el contenedor. Cuando éste tenga todo el combustible que se desea, simplemente levante la manguera nuevamente por encima del nivel del tanque para que detenga el flujo.

Al finalizar, retire lentamente la manguera, manteniéndola elevada para drenar cualquier resto de combustible en el vehículo.

Un método más seguro, aunque puede tornarse algo complicado, es utilizar la misma bomba de combustible del vehículo.

Se localiza la manguera de alimentación de combustible al riel de inyección o se desconecta del filtro de gasolina, conectamos la alimentación de corriente de la bomba directamente a la batería y dejamos que la bomba haga el trabajo de extraer el combustible.

Si fuera de modelo más antiguo, el cual utiliza aún carburador, se puede conectar una bomba universal eléctrica para realizar el drenado.

Algunos tanques de combustible traen un tornillo drenador por donde se puede realizar esta tarea.

Precauciones 

Se tiene que tener extremo cuidado cuando se bombee gasolina, ya que existen peligros asociados con los variados contactos que pueden provocarse con la sustancia durante el proceso.

Los peligros pueden ser:

Quemaduras químicas por el contacto con la piel, náuseas, vómitos y dolor abdominal por tragar gasolina e impedimentos respiratorios, daños pulmonares, coma y muerte por inhalar demasiados vapores o aspirar la gasolina líquida hacia los pulmones.

Si necesita realizar cualquier procedimiento de drenado de líquido y no tiene la experiencia, es mejor que deje esta tarea para técnicos especializado.

Lic. César Raúl García Rodríguez Acreditador Técnico cesargarcia@kinal.org.gt

Compartir esta publicación