97 Agosto
2016

Conocimientos y experiencia de un buen empresario

ALDO 97

 

1. Características personales que un buen emprendedor debe tener:

Iniciaré con la importancia de tener un profundo conocimiento del sector de la economía en que se encuentra la empresa. Ya sea ésta una farmacia, una panadería o un taller mecánico, es necesario que tenga, aunque sea, algún entendimiento previo de lo que implica el manejo de un negocio como el que se desea tener.

Esto conlleva conocer las actividades del día a día, el know how (como se dice en inglés “saber cómo”), por ejemplo el costeo, el manejo de inventario, manejo de personal y las ventas.

En resumen, todos esos conocimientos preexistentes que se adquieren por haber trabajado en una empresa similar o que por otro medio haya aprendido, serán de mucha utilidad en la empresa.
Éste es el escenario ideal, porque de esa manera se ahorrará la curva de aprendizaje, que para algunos puede ser muy difícil de sobrellevar y para otros, imposible.

O, simplemente, después de un tiempo descubren que no les gusta ese modelo de negocio, “que no es lo suyo”.

Por esto es necesario preguntase, ¿conozco lo suficiente sobre el giro de este negocio? ¿realmente me gustaría desarrollarme empresarialmente en este campo? Si su respuesta es afirmativa, felicidades, ha empezado con el pie derecho.

 

2. ¿En qué se debe especializar?

Si ya tiene la empresa en funcionamiento o bien está decidido al emprendimiento, es común que surja esta pregunta. La respuesta, independientemente del giro de su negocio, siempre será la misma: ¡Especialícese en su cliente!
Debe ser experto en su clientela, saber quiénes son, qué buscan, cómo lo buscan, qué esperan de un producto o servicio, qué necesidades tienen, su edad, sexo, qué podemos hacer para satisfacer sus necesidades al máximo posible, entre otros.

Mientras más minucioso sea con la lista, más podrá llenar sus expectativas y, a la vez, mayor será su satisfacción con la empresa.

Por lo tanto, recuerde, primero el cliente, segundo el cliente y tercero el cliente. Ésta será su principal tarea a partir de hoy.

 

3. Conocer las cifras del negocio

Cuando un empresario conoce profundamente las cifras de su negocio, como los costos y el precio de los productos que vendemos, el margen de utilidad, utilidad o beneficio neto, pago de la planilla, pago de alquileres, amortizaciones y servicios básicos, nadie le va a poder decir o dar un número incorrecto sin que se activen las alarmas inmediatamente.

Recuerde que un número o un conjunto de cifras habla más que mil palabras, por lo tanto, es importante que estudie, que analice, que se entrene y aprenda las cifras de su negocio.

Conocer las cifras del negocio empodera al empresario hacia la toma de decisiones acertadas.

 

4. Conocer sobre las áreas o factores críticos de su empresa.

 

Son aquellas áreas que pueden estar presentando algún inconveniente y que están afectando directa e indirectamente las demás áreas de la empresa. Es necesario enfocarse en ellas, analizarlas, estudiarlas desde diferentes perspectivas, identificar la pieza faltante y entonces actuar. Solucionando esta área crítica convertiremos un factor potencialmente perjudicial en una nueva fortaleza para el negocio.

 


¡Hasta la próxima!

Por: MSc. Aldo A. Zarazúa Fuentes

Deja tu comentario!