96 Julio
2016

La Amistad

AMISTADED96 KINAL

 

La amistad es el valor que ayuda a la persona —ser sociable por naturaleza—, a comunicarse y a perfeccionarse en compañía de sus amigos. Es una relación de reciprocidad donde especialmente la confianza juega un papel importante. Es un valor que ayuda a ser mejor y desde este nivel lo reflexionaremos.

En el hogar, nuestros hijos e hijas encontrarán el modelo para vivir sin estar aislados y para aprender a crecer y a madurar personalmente. La amistad es un compartir afectos, anima a darse y a dar, a recibir y a comprender al otro, no por pura simpatía, sino por el conocimiento que se fomenta con el trato.

Un amigo sabe estar en el momento adecuado al lado de sus amigos más cercanos, los anima y socorre constantemente.  Hay que dedicar tiempo y cultivar la amistad, tal y como se cultivan las rosas: con paciencia.

El amigo auténtico nunca falla, es más, se adelanta siempre a las necesidades de sus amigos: su compañía es imprescindible.

Ahora bien, para tener amistades duraderas y estables es indispensable la virtud de la lealtad; un amigo es un tesoro, que se tendrá que cuidar y proteger.

En el ámbito de la lealtad, se deben considerar muy importantes: la defensa del buen nombre del amigo o de la amiga, la discreción para guardar las confidencias y el respeto para velar por su intimidad.

Ser amigo implicará comprender las ideas y los sentimientos de los demás. Se podrán tener amigos o amigas que no piensen igual que uno, pero cuando hay un afecto sincero se aceptan, si bien se hace un intercambio de pensamientos que animan a la mejora personal por las dos partes.

Además, interesa mucho saber seleccionar a los amigos por su comportamiento. Un amigo que traiciona, explicando a los demás nuestros sentimientos, un amigo que busca la complicidad de compartir sustancias prohibidas —mariguana y otras drogas—, por ejemplo, no tiene las características del buen amigo, que normalmente se encuentra por intereses comunes de estudios, de deporte, de escuela y que demuestra el requisito de la amistad: procurar el bien del otro.

Otro tema muy importante es tener la honestidad de saber guardar un secreto. La amistad siempre está basada en la confianza, que no se puede traicionar.

Según Aristóteles: “Algunos creen que para ser amigos es suficiente querer, como si para estar sano, solo hiciera falta desear la salud”.

La amistad (del latín amicĭtas, por amicitĭa,  de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tienen en la vida. La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes y sentimientos comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo.

Siempre se ha dicho que con un amigo, cuando se comparte una pena, ésta disminuye; y por el contrario, cuando se comparte con él una alegría, ésta se incrementa. Esto será siempre una realidad si se viven los puntos que hemos explicado en este artículo.

 


Ing. Pedro Vinicio Donis
Profesor Titular de Ética Profesional.
Escuela Técnica Superior de Kinal.

 

Etiquetas: , ,
Deja tu comentario!