94 Mayo
2016

Ética en el trabajo Personal

eticaprofesional-ed94

La dimensión ética de una persona dice mucho de ella, porque la presenta como alguien que valora los principios morales que toda sociedad debe respetar.

 

El profesionalismo y el comportamiento ético, en el propio lugar de trabajo, pueden beneficiar tu carrera y mejorar tu entorno laboral. Comprender que es posible trabajar pegados a la ética, pues hará que la persona se desarrolle cada vez más y, ante todo, se dignifique.

 

De allí que sea importante trabajar a conciencia, haciendo las tareas asignadas lo mejor posible y sin comprometer para nada el prestigio por supuestas condiciones económicas que se presentan como tesoros fáciles de alcanzar (estamos hablando del soborno).

 

Por profesión se entiende una ocupación que se desarrolla con el fin de colaborar con el bienestar de una sociedad. Para realizar dicha labor es necesario que el profesional actúe con responsabilidad, siguiendo los requisitos que la ley vigente plantee para el desarrollo de esa actividad.

 

La ética profesional pretende regular las actividades que se realizan en el marco de una profesión. En este sentido, se trata de una disciplina que está incluida dentro de la ética aplicada, ya que hace referencia a una parte específica de la realidad.

La ética periodística, por ejemplo, condena que un periodista reciba dinero para publicar una noticia tendenciosa a favor de una determinada persona, organización o empresa. En el mundo de los negocios, por otra parte, la ética señala que un vendedor no puede realizar operaciones por afuera de la empresa para la cual trabaja como empleado.

 

La ética profesional deriva de un concepto que se conoce como ética empresarial, que establece las condiciones en las que el ser humano debe relacionarse con su entorno. Ambas formas de trabajo se encuentran interrelacionadas, ya que es tan importante ofrecer un servicio justo y realizar una labor responsable, como preservar el hábitat en el que lo desarrollamos.

 

El problema del comportamiento ético no es tanto un problema de normas, como un problema de la persona que se realiza o destruye a través de sus obras. Por lo tanto, los pasos conducentes a una mejora de la ética profesional pasan por la formación moral de la persona y el ejercicio de las virtudes.

 

Cuando un hombre lleva a su hogar el fruto de su trabajo digno y honrado, ese hogar crece y se hace cada vez más sólido y fuerte.

 

Todos los trabajos son gratos a los ojos de Dios: no importa qué categoría tengan, siempre y cuando se trate de algo honrado. Pero se necesita, entre otras cosas, que ese trabajo sea bien realizado, cuidando los detalles pequeños y esmerándose por cumplirlo lo mejor posible. Favorecer un adecuado ambiente de trabajo que facilite las relaciones interpersonales, motivando a quienes lo necesiten con espíritu de servicio, será sin duda un elemento que enriquezca la convivencia laboral.

 

Un consejo básico para comportarnos éticamente en nuestro trabajo es saber pedir consejo. Si en alguna ocasión nos hacen un ofrecimiento que nos pone en duda su claridad ética, podemos y debemos pedir consejo a quien sabe.  De todas formas, la decisión final la tendremos nosotros, pero luego de deliberar en base a la reflexión personal y a los consejos recibidos.

 

—–

Ing. Pedro Vinicio Donis
Profesor Titular de Ética Profesional.
Escuela Técnica Superior de Kinal.

Deja tu comentario!