78 Enero
2015

GENERADOR DE CORRIENTE ELÉCTRICA

HISTORIA
Al inicio los vehículos no contaban con iluminación eléctrica que permitiera utilizarlos de noche, para lo que se disponían una lámpara de kerosen, pero daba mucho problema para transitar por su corto alcance, esto motivó a la incorporación de focos o faros eléctricos al automóvil, que estaban alimentados por una batería.
La necesidad de mantener esta batería cargada y otros accesorios eléctricos dio paso a la creación del Dínamo o Dinamo que era un generador de corriente continua.
La dinamo estaba formada por un Juego de campos magnéticos, un Inducido y sus Carbones o cepillos, cuya estructura era muy parecida a un motor de arranque.
Contaba con una polea, la cual accionaba a través de una faja que estaba conectada al eje cigüeñal. Al producirse el giro, se producía un campo magnético en el inducido, que era captado por las bobinas magnéticas, generando un flujo de corriente que se controlaba a través de un regulador de voltaje y pasaba a la batería.
Esto permitía mantener cargada la batería para que tuviera la energía necesaria para proveérsela al motor de arranque, el cual ya era parte del sistema eléctrico del vehículo y poder alimentar al sistema de iluminación.
A medida que se fueron incorporando más elementos eléctricos a los vehículos la dinamo ya no fue eficiente para cubrir las exigencias de corriente, lo que dio paso a lo que hoy conocemos como “Alternador” o “generador de corriente alterna.”
El alternador tiene dos escobillas o cepillos, una conectada a masa (o tierra) y el otro es alimentado por una corriente suministrada por el regulador de voltaje. Ambos carbones están conectados a dos anillos colectores individuales que están unidos a la bobina del rotor, que es la parte giratoria del alternador.
Al poner el switch de ignición en posición de encendido, el regulador alimenta con corriente al cepillo de corriente provocando un campo magnético en la bobina del rotor, la cual está dentro de lo que conocemos como masas polares. Esto da lugar a la formación de un electro imán.
Cuando el motor empieza a girar, la faja induce un movimiento giratorio en el rotor, lo permite al estator o canasta, que es un bobinado fijo, cortar las líneas de campo magnético que son generadas por el rotor.
El campo magnético es alternativo, lo que significa que cambia su polaridad de positivo a negativo y a positivo de nuevo, lo que se conoce como corriente alterna. Esto podríamos decir que es la primera fase del generador de corriente alterna.
Este tipo de corriente no nos es funcional para el vehículo, ya que el vehículo trabaja en su mayoría con corriente continua o directa, principalmente la batería que es su fuente de alimentación.
Para poder utilizar esta corriente alterna, el generador está formado por unos dispositivos electrónicos conocidos como diodos.
El trabajo de estos dispositivos es rectificar la corriente alterna, transformándola en corriente continua o directa, la cual ya puede ser utilizada en el automóvil.
Normalmente, los alternadores pueden tener un juego de 6 diodos, 3 positivos y 3 negativos, aunque hoy en día, por la capacidad de generación de corriente, los generadores pueden tener 8 o más diodos.
La función de los diodos es básicamente, permitir el paso de corriente en un solo sentido; los diodos positivos dejan fluir por ellos únicamente corriente, positiva la cual se dirige al polo positivo de la batería y los diodos negativos únicamente dejan fluir corrientes negativas que se direccionan al polo negativo de la batería (masa o tierra).
De esta manera se realiza la rectificación de la corriente alterna a corriente continua.

REVOLUCIÓN DE LOS ALTERNADORES

De la misma manera en que la electrónica ha evolucionado el funcionamiento de los automóviles, el alternador no ha escapado a estos cambios. Uno de los cambios sustanciales en los que se ha evidenciado, es en el control que tiene la computadora sobre el alternador. Estos controles permiten a la computadora verificar el buen funcionamiento de la batería y evitar sobrecargas que podrían dañar algún componente electrónico.
La polea de impulsión ha sufrido cambios fundamentales con el fin de evitar ruidos o vibraciones provocados por la faja. La faja de impulsión se convierte en lo que llamamos una faja única, que acciona todas las poleas del motor (cigüeñal, bomba hidráulica, aire acondiciona, alternador y compresor).

MANTENIMIENTO PREVENTIVO
No se puede determinar a qué tiempo o kilometraje es necesario hacer un mantenimiento correctivo y por la dificultad que implica extraer el alternador, se podría realizar si se escucha ruido en los cojinetes.
Es aconsejable verificar el estado de las otras piezas como un estator o canasta sobrecalentado, rotor con anillos colectores gastados, carbones desgastados, faja exterior deteriorada y cambiar las que sean necesarias.
MANTENIMIENTO CORRECTIVO
Es necesario cuando el alternador muestra algún mal funcionamiento, que se identifica cuando en el tablero se enciende una luz roja con la silueta de una batería. Esta luz roja indica mal funcionamiento del sistema de carga, no que la batería está defectuosa.
Se debe proceder a reemplazar las piezas que se encuentren dañadas o en su defecto cambiar en su totalidad el alternador, dependiendo del costo de reparación que algunas veces puede ser superior al precio de uno nuevo reconstruido.

RECOMENDACIONES

Utilizar la información correspondiente al vehículo en cuestión que provee el fabricante, cuando se está manipulando sistemas de carga de última generación para evitar un daño a un computador o componente electrónico.
Si el vehículo enciente la luz roja que indica la batería, debe detener el vehículo o llevarlo lo antes posible a reparación, pues no implica que la batería esté dañada, sino que el sistema de carga está averiado y podría provocar una pérdida de carga en la batería y que el carro se quede varado.

César Raúl García Rodríguez
Acreditador Técnico
cesargarcia@kinal.org.gt

Deja tu comentario!