63 Octubre
2013

UN DESAFÍO GRANDE REQUIERE DE UN EQUIPO IGUAL DE GRANDE

Empecemos por definir “desafío”. En este contexto lo definimos como un reto, empresa difícil a la que hay que enfrentarse.

La vida está llena sueños y anhelos, pero también de desafíos. Cada persona decide cómo enfrentarlos. Aunque los retos revelan lo mejor y lo peor de cada uno, el panorama se complica mucho más cuando se trata de enfrentar desafíos de proporciones mayores.

La razón de esto es muy simple: ningún desafío de gran magnitud se puede conquistar sin la ayuda de un equipo de alto desempeño y sólidamente integrado.

Lo primero entonces es definir cuál es el sueño que vale la pena perseguir. Hágase la pregunta ¿Cuál es mi sueño? Y parta de allí. Lo que importa es lo que está en su corazón y lo que le gustaría lograr mientras pasa por este mundo. ¡Descríbalo!

  1. Aclare quién integra su equipo. Su potencial de alcanzar su sueño está en directa relación con el equipo que tenga. Sea cuidadoso al seleccionar a quienes le acompañarán en el trayecto. Debe elegir solo personas confiables y fieles a la causa.
  2. Piense, ¿cómo debería ser su equipo ideal? Tenga claro que usted no podrá nunca alcanzar un “10” con un equipo que está configurado para lograr “6”. Es mejor contar con un gran equipo para un desafío pequeño, que con un gran sueño y con un equipo ineficiente.

Concentrarse en el equipo, no en el sueño.

Uno de los errores más frecuentes que las personas cometen es que dedican demasiada atención a su sueño y muy poca a su equipo. Si conforma el equipo correcto, el sueño se logrará sin requerir mucha atención de su parte.

Entonces, ¿cómo desarrollar un equipo?

Cuando un grupo de personas no está a la altura de ser “el equipo de sus sueños”, entonces o se olvida de sus aspiraciones o desarrolla a su equipo…Para lograrlo se recomienda:

Gestione el talento

El primer paso que debe darse cuando un equipo no está alcanzando su potencial es ayudar a sus miembros a crecer. Algunos necesitarán dirección; otros, entrenamiento; otros, apoyo; y otros necesitarán que les asignen responsabilidades. Conozca a cada persona, especialmente a los líderes y ayúdeles a desarrollarse.

Incorpore talentos

Para esto resulta esencial tener claro todos los tipos de talento necesarios para lograr su sueño. Es muy probable que su equipo no esté completo sin agregar nuevos miembros a su organización. Encuentre a la o las personas correctas e intégrelas al equipo.

Cambie el liderazgo

Si su equipo ya tiene la suma de talentos correcta y aun así no crece o no progresa es un indicativo que quizá sea el momento de cambiar a los líderes.

Elimine a los miembros ineficaces 

A veces por falta de habilidad o bien por una actitud inadecuada, un miembro puede transformar a un equipo ganador en uno perdedor.  En este caso usted debe dar prioridad al equipo y hacer los cambios necesarios para el bien de todos.

Finalmente, recordemos que no todos los desafíos son producto de nuestros sueños. Muchas veces afrontamos problemas que no hemos elegido pero que corresponde asumir.

Lo cierto es que ya sea producto de nuestros sueños o de las duras realidades de la vida, la única forma de salir victorioso es con la ayuda de un sólido equipo.

Alejandro Larrave

alarrave@motoresymas.com

“En estos tiempos de problemas e incertidumbre, no necesitamos más control y mandatos; necesitamos mejores maneras de enganchar la inteligencia de todos para resolver los problemas y las crisis conforme aparezcan.”

Deja tu comentario!