102 Enero
2017

Piezas Originales y Piezas de Calidad Equivalente

De acuerdo con la Comisión Europea, “piezas o equipos originales” son aquellos fabricados según las especificaciones y normas de producción establecidos por el fabricante del vehículo de motor, para el ajuste de sus vehículos. Si las originales cumplen las condiciones anteriores, pueden ser: “piezas elaboradas por los productores de automotores o por los fabricantes de piezas, que –a su vez- son provistas a los fabricantes de vehículos para su montaje o para su distribución a los miembros de sus redes autorizadas”.

Estas son fabricadas por productores independientes son suministradas al mercado de la posventa, a condición de que sean elaboradas según las especificaciones de los fabricantes de vehículos.

Cuando un fabricante o productor estuvo elaborando piezas para un fabricante o marca de vehículos, esas piezas solo llevan la marca comercial del fabricante o marca de vehículos quienes las suministran a su red autorizada, con sus propias piezas de recambio bajo su marca comercial, aunque la mayoría de las veces se hayan fabricado por proveedores de equipos originales.

En tales casos, sin embargo, no se puede limitar la posibilidad del productor de piezas de recambio de colocar su propia marca en el mercado (ya sea en exclusiva o en paralelo como “doble marca o marca alterna”).

Con el fin de ser consideradas con “calidad equivalente”, las piezas deben ser de una calidad competentemente alta para que su uso mantenga intacta la reputación de la red autorizada.

La carga de probar que una pieza de recambio incumple con el requisito anterior recae sobre el constructor del vehículo, aportando evidencia de respaldo, en caso de que quiera desalentar a talleres de reparación autorizados.

Tras esta nueva definición, un producto de calidad equivalente no se refiere a la calidad de la pieza originalmente instalada en el vehículo de motor; puede corresponder a la calidad de las piezas de repuesto de una gama específica provista por los fabricantes de vehículos a sus redes autorizadas, incluyendo piezas correspondientes a una “línea económica” de los fabricantes de vehículos.

Requisitos de certificación

Los miembros de la red autorizada de los fabricantes de vehículos tienen la obligación de usar componentes que sean, al menos, de calidad equivalente. Por su parte, los talleres de reparación independientes, al no ser miembros de la red “con franquicia”, no están sujetos a tal obligación. Según lo explicado anteriormente, si los constructores de vehículos desean oponerse al uso de un componente específico, tienen que probar que el componente utilizado no cumple con los requisitos de las definiciones de “pieza original” o “pieza de calidad equivalente”. Aun cuando los fabricantes de vehículos tengan que soportar esta carga de la prueba, con el fin de facilitar las ventas de los distribuidores independientes a los miembros de las redes autorizadas y evitar posibles causas legales de oposición por parte de los fabricantes de vehículos de motor, los proveedores de piezas están invitados a emitir un auto certificado sobre la calidad de sus piezas.

 

Ing. Leonel Gamboa

Consultoría y Capacitaciones en Mantenimiento

g.tribologia@gmail.com

Etiquetas: ,
Deja tu comentario!